Opiniones

Violencia Política

“A John Lennon lo mató un fan. A Versace lo mató un fan. A Selena la mató una fan. A ver a qué hora, chairos”… Y esto a través de un tweet mató a Ricardo Alemán. Este fue el mensaje compartido en su cuenta de Twitter del citado periodista que desde el fin de semana captó y sigue captando la atención e interacción en redes sociales. Un desacierto, sin duda, un error que yo ni en mis peores momentos espero llegar a cometer. 

Justo después de este episodio, escribí en mi Twitter en @AlvaroSanchezMX: 

-Lo ocurrido a @RicardoAlemanMx sobre el #NoAlPeriodismoSicario es un claro ejemplo de la polarización social que causa el efecto @lopezobrador_, rebasa ya al mismo AMLO, y es alentado por sus seguidores y colaboradores más cercanos. Es cuanto. 

¡No se engolosinen!- 

Si bien es preciso aclarar que “perro no come perro” como se dice entre periodistas y ‘profesionales’ de los medios de comunicación, es necesario apuntar que yo a Ricardo Alemán lo veo y leo cuando para mí es necesario darme una ilustración editorial diferente a la mayoría de los opinantes que gozan de impacto nacional. Es como un espacio donde desde su aberrante análisis pueden llegar a surgir nuevas ideas para su servidor; aunque en muy contadas ocasiones comparta yo sus muy particulares puntos de vista, sus opiniones. 

Si bien es cierto que el deporte de los últimos días es descalificar al periodista por su desatino informativo, también es preciso tomar en cuenta que ya se ha disculpado, aunque como ocurre en muchos casos de políticos, su problema sigue siendo su credibilidad mermada. Nadie le cree, primero que haya sido un error lo que publicó y segundo, que realmente esté arrepentido de lo hecho y dicho en su Twitter; que por cierto cosa aparte demuestra una vez más el poder de un tweet. 

Pasando al punto de que son los propios seguidores y colaboradores más cercanos del aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador, quienes desde mi punto de vista, y el de muchos, alientan esta política de odio, misma que ahora se les revira en la cara, es justo recordar que esta práctica de polarización social como método de estrategia política ha sido fallida desde que el tabasqueño inició su primera carrera por la Presidencia de México en el 2005. 

Llevamos ya los mexicanos muchos años chutándonos sus insultos, los de López Obrador, los de sus colaboradores y los de sus simpatizantes ‘digitales’. Quienes ya estamos grandecitos igual ya estamos hasta la madre de este método de odio. Pero por ejemplo, aquellos jóvenes que nacieron en el año 2000, y que en el 2005, fecha de la que hablo, apenas tenían escasos 5 años de edad, llegan a esta elección en posibilidad de votar habiendo desarrollado su ideología o razonamiento político al lado de estas campañas de odio. Y si quieren muestras de esto que les digo, de todo lo que a lo largo del tiempo han dicho y hecho los seguidores de Andrés Manuel, al menos en el ámbito nacional, y que se encuentra registrado en la Internet, váyanse a la cuenta de Twitter justamente de @RicardoAlemanMx, ahí, a raíz de lo ocurrido, él se ha dedicado por días a documentarlo, se van a sorprender. 

En el caso de los medios locales de Cuautitlán Izcalli, “chayoteros”, “miembros de la mafia del poder” como nos dicen los seguidores de AMLO a la gran mayoría de quienes nos dedicamos al oficio de informar, la experiencia no ha sido muy diferente, siempre nos han insultado, muchas veces, las más, desde el anonimato y a través de sus cuentas sociales que destinan para sus “efectos políticos” que finalmente no trascienden más allá de sus propios círculos sociales. Aunque si de aveces, y de poco a poco nos van llegando con el mensaje. Una agresión constante en cuanto llegan al terreno de lo que no pueden entender o dilucidar, es ahí cuando atacan. Luego entonces señores de MORENA no nos vengan con el cuento de que ustedes no promueven la violencia política. Llevan al menos 13 años haciéndolo con singular simplicidad. Se les ha hecho muy fácil denostar, descalificar, humillar y cuestionar lo que ni ustedes -y lo han demostrado en la práctica- siquiera entienden, y que es hacer política social.  

Dadas las condiciones actuales en que se desempeña la escena política y electoral del país, no es necesario decir que incitaciones como las de Ricardo Alemán no hacen falta, sobran, y el solo hecho de pensar en que fuesen realizables llevarían a este país a un verdadero y real colapso social, ya tuvimos el capítulo de Luis Donaldo Colosio, hoy tenemos a un López Obrador endiosado, no, no lo hagamos Santo por favor. 

Tan solo en el Estado de México hemos registrado ya en lo que va de este año, varios hechos violentos y que no han sido aclarados, lo cual mientras tanto no ocurra, seguirán rayando en la línea de la violencia política. Tuvimos el asesinato del preCandidato del PRI a la Presidencia Municipal de Cuautitlán Izcalli, Francisco Lauro Rojas San Román; recientemente también la del aspirante de MORENA-PT-PES, Addiel Zermann Miguel, cuyo cuerpo fue localizado el pasado viernes en calles de la colonia La Era, en el municipio de Ixtapaluca, y quien era también preCandidato a Alcalde de Tenango del Aire. 

Necesitamos hacer ya un alto a la violencia política, a la de los partidos, a la de los intereses criminales, y a la de la militancia partidista. Nadie gana con esta y el más perjudicado sigue siendo México.

Da click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soy un periodista comprometido con mi labor de informar con oportunidad, imparcialidad y apego a la realidad que se vive en el Estado de México.

Desde mis inicios, en el año de 1998, y gracias al esfuerzo realizado por mi equipo de colaboradores, he logrado posicionarme como un periodista y medio de comunicación serio dentro de los sectores donde tengo presencia.

Biografía

Soy izcallense de toda la vida, he participado en medios de comunicación local y desarrollé por 10 años el impreso Reporte Especial “Periodismo y Comunicación para la Ciudad”; hoy haciendo marca personal bajo el sello Reporte Especial de… Álvaro Sánchez, orientado a gestionar Multimedia Informativa mediante diferentes recursos en mi sitio de Internet, además del uso de las Redes Sociales más populares.

Mi cobertura, influencia y presencia comprende principalmente los municipios de Cuautitlán Izcalli, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla de Baz, Naucalpan de Juárez, Huixquilucan de Degollado y Toluca de Lerdo; una de las regiones económicas y políticas más importantes del Estado de México.

© Derechos Reservados 2018 - Reporte Especial de... Álvaro Sánchez